International Energy Network
Nuestra especialidad
consiste en conectar el
petróleo con el capital

  • Suministro Y Demanda Mundial

Suministro y Demanda Mundial

Suministro Mundial De Petróleo

Las previsiones sobre el suministro mundial de petróleo y gas varían en función de la fuente. La mayoría de los pronósticos calculan que existen suficientes reservas de petróleo y gas para satisfacer la demanda durante los próximos 20 a 30 años. Aunque son pocos los científicos que opinan que la producción mundial ha alcanzado ya su punto máximo, existen otros muchos que afirman que estamos muy cerca de alcanzarlo.

Desde 1981, se ha consumido en el mundo más petróleo del que se ha descubierto. Actualmente, se utilizan en el mundo aproximadamente cuatro barriles de petróleo por cada barril que se descubre. Para complicar aún más la situación, la naturaleza de la exploración ha cambiado. En épocas anteriores se explotaban los yacimientos petrolíferos de fácil acceso.

Como dicen los agricultores en su jerga: "La fruta fácil se terminó". Eso significa que es necesario aplicar un proceso más integral y complejo para encontrar perforaciones y maximizar el rendimiento de las mismas. A medida que el tiempo transcurre y la producción de estos yacimientos de mayor tamaño disminuye, es necesario acceder a nuevas fuentes. Estos nuevos yacimientos son de menor tamaño y producción y, a menudo, presentan índices de disminución superiores. En consecuencia, se hace cada vez más difícil para la industria del petróleo mantener y mucho más aumentar el suministro mundial de petróleo a lo largo del tiempo.

Además, ante la inestabilidad de las relaciones políticas entre los Estados Unidos y países como Irak, Arabia Saudita, Irán, Venezuela y Rusia es fundamental que Estados Unidos no dependa tanto del petróleo extranjero.

World Oil Shortfall

Demanda Mundial De Petróleo

Se espera que la demanda mundial de petróleo aumente un 54 por ciento durante los primeros 25 años del siglo XXI, según la Administración de Información de Energía del gobierno de los Estados Unidos. Para satisfacer esa demanda, hacia el año 2025 los países productores de petróleo deberán extraer diariamente 44 millones de barriles adicionales.

Gran parte del crecimiento de la demanda, aproximadamente el 40 por ciento, provendrá de Asia. Se espera que su necesidad diaria de petróleo se duplique hacia 2025, principalmente debido a las economías de rápido crecimiento de China e India. Se prevé que las necesidades petrolíferas de India aumenten de un cuatro a un siete por ciento anualmente. En 2004, India consumió dos millones de barriles al día.

En 2004, China superó a Japón como el segundo mayor consumidor mundial de petróleo, con un promedio de 6,63 millones de barriles al día, esto es, aproximadamente el doble de lo que produce. Sus importaciones de petróleo se duplicaron entre 1999 y 2004, y se espera que la demanda de petróleo de China siga aumentando a razón de entre un cinco y un siete por ciento anual. Si eso sucede, para el año 2025 China superará a los Estados Unidos como el mayor consumidor mundial de petróleo.

Este significativo aumento del consumo no puede darse sin que acarree graves consecuencias. La Agencia Internacional de la Energía, que recopila información de los productores a nivel mundial, prevé un nivel máximo de producción mundial entre 2013 y 2037. A partir de ese momento, la agencia pronostica que la producción disminuirá un tres por ciento anualmente.

El Centro de Análisis del Agotamiento del Petróleo con base en Londres publicó recientemente un estudio que pronosticaba una drástica reducción del suministro durante el curso de la presente década, incluso en el caso de que la totalidad de los innovadores proyectos de recuperación de petróleo programados con objeto de llevar a cabo operaciones durante los próximos seis años cumplan con sus objetivos. El único modo de evitarlo, de acuerdo con el estudio, es que la demanda disminuya drásticamente.

Conclusión

No creemos que la demanda vaya a disminuir de forma drástica. A medida que la demanda supere a la producción, los precios del petróleo y el gas en el mercado sufrirán un aumento de corto a largo plazo. Por ese motivo, la oportunidad de obtener ganancias es considerable.

No se trata de si una cartera de inversiones debe incluir petróleo y gas; la pregunta que en realidad debe formularse es: "¿Cuál es el modo más rentable de invertir en esta industria esencial?"